¿Estados Unidos baja la presión sobre Maduro?

Destacado

Elliot Abrams defiende la propuesta de un Gobierno de transición en Venezuela y parece que esta vez se juega la carta de negociación. Sin embargo, ya estamos acostumbrados a este ir y venir en las actitudes del Gobierno de los Estados Unidos frente al caso venezolano. La geopolítica impone estas acciones.

En una entrevista publicada por la Voz de América, el Enviado Especial para Venezuela señala quen estos momentos muchas personas adeptas «al régimen de Maduro» tienden puentes con el Gobierno de Estados Unidos

“Uno no elige con quién negocia, [sino que] termina negociando con las personas que están ahí; seamos realistas”, dijo el Elliot Abrams, apostando por la propuesta de un Gobierno de Transición que hizo público y oficial el Secretario de Estado Mike Pompeo, que incluyen tomar en cuenta a que incluye al PSUV y a las FANB.

La afirmación para responder sobre la pertinencia de negociar con funcionarios del Gobierno de Maduro sancionados por la OFAC y acusados de narcotráfico.

“Podríamos decir, así es como termina: La oposición toma el control y todos los relacionados con el partido chavista y el ejército van a la cárcel. ¿Es una propuesta realista? No lo es”, sentenció Abrams, para dejar sorprendidos a más uno de los añoran las posiciones John Bolton.

Sin embargo sus conceptos sobre Maduro y su Gobierno no han cambiado: “Todas las dictaduras en Latinoamérica, con la más rara de las excepciones, termina con una negociación”.

Hay que esperar una nueva jugada con los marines navegando en el Caribe.

Coronavirus obliga a venezolanos a regresar a casa

Destacado

La paso entre Venezuela y Colombia vuelve a ser un escenario que muestra un aumento del tránsito de personas en una frontera que ha sido una de las más calientes del continente.

Si en los últimos tiempos el flujo que se observaba era el paso de las personas huyendo de la crisis económica, política y social de Venezuela hacia suelo neogranadino, ahora lo que se percibe es el regreso.

Es el COVID-19 que obliga a los venezolanos a regresar porque las condiciones de vida que había logrado en países vecinos se fueron perdiendo y ven en el regreso una forma de protegerse en casa.

las agencias de noticias comienza a poblar sus hilos de cables con notas con fotos de migrantes de regresando y Maduro llena su discurso con este tema, como una forma de sacar provecho de la situación.

¿Qué los obliga a regresar? La emergencia sanitaria y económica que desató la pandemia del nuevo coronavirus a la que no escapa ninguna de las economías de la región.

Según refieren los organismos de migración colombianos el sábado salieron 600 personas por el paso del puente internacional Simón Bolívar entre Cúcuta y San Antonio del Táchira. Por otro lado otras 160 emprendieron el regreso desde Bogotá este domingo, según Migración Colombia.

Asimismo se habla de un grupo conformado por 167 mujeres y 35 niños que viajó a Cúcuta desde la vecina ciudad de Bucaramanga con la ayuda de autoridades.

Para facilitar la movilidad activó un corredor humanitario para que los venezolanos pudieran regresar a Venezuela ante el cierre de fronteras y el confinamiento general decretado por el Gobierno de Iván Duque para detener la expansión de la COVID-19.

El domingo 5 de abril los agentes de migración estuvieron verificando que los extranjeros que partieron de Bogotá «estén regresando de manera voluntaria».

Desde Miraflores Maduro arma su discurso y se monta sobre esta ola y señala que «los esperamos con los brazos abiertos. Ustedes son venezolanos. No importa que hayan hablado mal de nosotrsos aquí los esperamos en su casa».

Indicó que todos los que regresen deben ser chequeados con rigurosidad para que el coronavirus no penetre por nuestra frontera. «Quienes den positivos tendrán que ser atendidos allí mismo. Los sospechosos serán observados y luego, los llevaremos a su casa. Así lo ordeno, Padrino ocúpate que eso se cumpla».

Según cifras de migración Colombia ese país ha recibido por lo menos a 1,8 millones de venezolanos que salieron buscando un mejor futuro debido a la falta de oportunidades económicas y la falta de servicios, además de la tensión política.

Alrededor del mundo son 4,9 millones de migrantes venezolanos, que según la ONU necesitan ayuda internacional ante el devastador efecto económico de la pandemia.

Los venezolanos se regresan porque no hay espacio económico para sostenerse en la economía del día a día. En Colombia oficialmente hasta el domingo 5 de abril se presentaban 1.400 contagios y 35 muertes por la COVID-19 desde el 6 de marzo.

Las cifras oficiales de Venezuela son sustancialmente menores, aunque la oposición venezolana pone en duda la transparencia de las cifras, sin embargo ante la imposibilidad de de conseguir formas de mantener ese grupo de venezolanos se está regresando. El número hasta ahora no representa una cifra importante de los casi dos millones, pero se percibe un gran tránsito en los pasos fronterizos.

Al cruzar la frontera los venezolanos que llevaban tapabocas eran rociados con desinfectante por policías colombianos, que además les tomaban la temperatura para descartar síntomas de la enfermedad.

El jefe de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, dijo en un mensaje a la prensa que los venezolanos que caminaron largos trayectos en su huida, están haciendo lo mismo de regreso a su país tras dejar Ecuador, Perú y Colombia.

Guaidó saldrá del escenario político

Juan Barreto asegura que “la oposición extremista” ha dado las excusas para tapar el fracaso de Maduro

Para el dirigente del partido REDES es solo cuestión de tiempo la salida de Juan Guaidó de la arena política y augura una “pobre herencia” de su actuación política.

“En algún momento Guaidó saldrá del escenario, como ocurrió con “los Héroes d la Plaza Altamira”. ¿Que dejará? Bloqueo, sanciones, pérdida de Citgo, de monómeros, recursos del país secuestrados, más miseria”, sentencia el dirigente.

Alerta que Maduro se ve fortalecido por los últimos eventos que se han registrado en el país y está “mandando con excusas perfectas para tapar su fracaso”.

En línea con el comunicado emitido por su partido REDES el día de ayer señaló que la Operación Gedeón “le hace un favor al Gobierno al facilitarle la deriva autoritaria y represiva que le caracteriza”.

REDES alerta que la Operación Gedeón ayudó Maduro y puso en evidencia su condición autoritaria

El Movimiento REDES señala que los eventos del pasado fin de semana “han facilitado la deriva autoritaria represiva del gobierno” y alertan sobre los peligros de acciones que son consideradas por esta organización como voluntaristas.

Los voceros que envían el comunicado sostiene que estas acciones terminaron favoreciendo el discurso de Maduro.

Advierte este grupo de opositores se encuentra perseguido o exiliado y con un margen de maniobra muy reducido.

Este es el comunicado completo

El movimiento REDES, se pronuncia ante los últimos acontecimientos políticos experimentados por el pueblo venezolana a través del siguiente documento:

¿Cómo se llegó a esto? La oposición radical dilapidó su capital político acumulado y materializado en el triunfo electoral de 2015. A partir de ese momento, fue abandonando la lucha en el terreno democrático, construyó la ilusión de que el gobierno ya estaba caído. Se envalentonó y se fue desesperando en la medida en que no lograba sus objetivos, así, fue cayendo en los numerosos peines y provocaciones montados por el gobierno.

En esa misma medida, se fue extraviando en un discurso radical dictado desde afuera, fue adquiriendo vínculos y compromisos con distintas súper potencias, hasta quedar totalmente sumisa y subordinada a estos intereses.

Ese sector perdió la brújula en la misma medida en que la improvisación demagógica, estimulada por el chantaje, el odio y la rabia de grupos radicalizándose fue chantajeando a la dirección política, llenando de ilusiones inmediatistas de carácter violento la propuesta de ese sector.

La opción por salidas extra constitucionales que acelerarán la posibilidad de un cambio político, ha sido la conseja de una dirección política aventurera he irresponsable. Incapaz de auto crítica y rectificación. Esa conducta la han llevado a frustrar las esperanzas de cambio de miles de ciudadanos que alguna vez apostaron su confianza en ellos.

Esa dirección hoy se encuentra desesperada e intenta contener la desbandada, quieren frenar el reflujo de masas radicalizándose aún más y profundizando el aventurerismo foquista.

Sus acciones han facilitado la deriva autoritaria represiva del gobierno. Hoy, esos opositores se encuentran perseguidos, exiliados, apresados, muertos, y acorralados. Con todo esto, no aceptan la realidad y a falta de ideas, apelan al vanguardismo.

Es una dirección política sin coraje ni visión estratégica, optan por el radicalismo violento porque así logran aseguran la audiencia de un puñado de ciudadanos gobernados por las emociones más primarias producto del atraso político, los prejuicios y el odio de clase.

Cuando el voluntarismo sustituye la acción colectiva de las masas, la sudación se convierte en aventura y casi siempre en desastres temerarios.

El voluntarismo militarista es la expresión extrema de la desesperación de una elite política ante la pérdida de la confianza de sus seguidores. Entonces optan por la operación de sustituir a las multitudes por la apuesta al éxito de contundentes y espectaculares acciones de fuerza que sustituyan a las masas y compensen su ausencia.

Este tipo de prácticas son reprochable aunque la operación violenta tenga éxito. Pues no es la expresión de estado de conciencia alguno y de ningún movimiento de las multitudes.

Un mundo con nuevas reglas viene después del coronavirus

Un reporte de la corresponsal de La Vanguardia en Washington habla sobre los retos que tiene la humanidad para tratar de volver a la normalidad.

La cuarentena social y económicamente resulta complicado sostenerla sin embargo es la única forma que se ha conseguido para ralentizar la expansión del coronavirus en el planeta.

Sin embargo cada sociedad a su modo está buscando la forma de conseguir alternativas para tratar de mirar hacia el futuro.

Compartimos con ustedes el análisis de Beatriz Navarro.

¿Qué fuerzas militares mandó Trump al Caribe para amenazar a Maduro?

La orden dada desde la Casa Blanca fue duplicar sus fuerzas militares en el Caribe con la finalidad de cerrar las rutas del narcotráfico hacia Estados Unidos.

En esta maniobra se hizo referencia al Gobierno de Nicolás Maduro y se destacó que la acción se dirige a impedir que se “siga financiando con el producto del tráfico de drogas el Gobierno de Caracas”.

Saber la especificidad del movimiento militar no es posible. Esa información es confidencial, sin embargo algunos portales especializados y el periodismo de investigación hace algunos acercamientos.

Por ejemplo la BBC de Londres habla de: Destructores, Buques de Combate Litoral y barcos Guardacostas.

Qué tienen cada uno:

Destructores

Se trata de naves de guerra con diferentes funciones de capacidades defensivas y ofensivas.

Estos buques están en la capacidad de hacer operaciones antiaéreas, antisubmarinos y antisuperficie.

Posee sistemas de ataque con misiles Tomahawk.

“Los destructores USS Porter y USS Ross fueron los responsables de lanzar los más de medio centenar de misiles guiados que fueron empleados en el ataque de castigo que Estados Unidos lanzó en contra de instalaciones militares en Siria en abril de 2017”, señala el portal de la BBC en uno de sus trabajos.

Buques de combate litoral

Estos son los barcos de más reciente data. Están diseñados para operaciones que se realizan cerca de las costas. Una de sus características es la rapidez y la agilidad y están apertrechados con sistemas de defensa y ataque que permiten enfrentar en combate a submarinos de diésel y también a minas.

Tienen capacidad para transportar pequeños contingentes de soldados que pueden funcionar como plataforma para lanchas de desembarco, vehículos acorazados o vehículos no tripulados.

“Cuentan con un hangar en el que pueden transportar hasta dos helicópteros MH-60 Seahhawk. Son consideradas naves adecuadas para perseguir y capturar a traficantes y piratas”, señala la investigación de la BBC.

Barcos guardacostas

Ha trascendido que por lo menos son 10 barcos guardacostas los que  participan en lo que ha sido denominada «operación ampliada antinarcóticos».

La Armada estadounidense dispone de arcoíris de buques de este tipo de distintas características que usan para la seguridad marítima.

También oficialmente se conoció que Estados Unidos anunció que desplegará helicópteros tanto en guardacostas y destructores

En el caso de la dotación de las unidades de combate aéreas son:

Aviones P8

Estas naves son la versión modificada y militar del Boeing 737.

Su ventaja competitiva es el sistema de radares y sensores. Además es capaz de lanzar misiles, torpedos y minas. Por diseño pueden entrar en combates aire-mar y aire-tierra.

Aviones E-3 Awacs

Poseen un radar rotatorio en su parte superior y son usadas en operaciones de vigilancia, comando, control y comunicaciones.

Tienen la capacidad de leer en tiempo real un área de 310.000 kilómetros cuadrados. Pueden detectar aviones que vuelan a baja altitud y hacer un seguimiento en paralelo objetivos en el aire y en el mar.

Aviones E-8 JStars

Es otro radar capacitado para detectar, seguir y clasificar vehículos en tierra u otras aeronaves.

Está en capacidad de generar imágenes y mapas tácticos en tiempo real.

Estos son los «juguetes» del Ejercito de los Estados Unidos que se saben están en el Caribe.

¿Cómo hacen para cumplir la cuarentena?

Cumplir la cuarentena en Venezuela puede resultar muy caro a algunos venezolanos que no pueden detenerse porque dependen del día a día para llevar el sustento a su casa.

Estos venezolanos no siempre trabajan en los sectores estratégicos definidos por el Gobierno, pero su oficio es estratégico para su sustento, ya que no pueden dejar de salir.

Es usual escuchar cuando se sale a la calle que “si no me mata el coronavirus, nos mata el hambre”. Encerrarse para protegerse de la COVID-19 puede resultar imposible, para quienes viven en una sociedad que sufre una hiperinflación implacable y siete años de recesión que coloca  la economía en niveles de depresión.

¿Quiénes son los que sufren la contradicción de cumplir con la cuarentena?

Son aquellos que tienen hijos, que no reciben una remuneración atada a una relación de dependencia formal y que vive de lo que hacen en el día. Enumeremos una corta lista: mototaxistas, peluqueros, trabajadoras domésticas, cuidadores de carros, mensajeros independientes, vendedores ambulantes, peluqueros que pagan por la silla en las franquicias.

Rubén López, tiene dos hijos. Una tiene 13 años y el varón 11. Tiene una moto, su mujer cuida los niños y el caballo de dos ruedas es la fuente ingresos.

«Yo no puedo pararme”, dice mientras vocea su servicio en una esquina del bulevar de Sabana Grande, después de tres semanas de la cuarentena.

Mientras nos conversaba llega una mujer de aproximadamente 30 años y le pide «la carrera». Conversan y acuerdan el precio. Es su clienta.

“Tengo que trabajar. No tengo de otra, no tengo ingresos sino trabajo. Menos mal que una de las señoras a la que le limpio aceptó que fuera, porque tampoco puede con la casa. Ella siempre me da comida y paga trescientos (300.000 bolívares) por todo el día”, nos comentó mientras se acomodaba como parrillera.

“Seguro me baña en alcohol antes de entrar”, dijo antes de alejarse en la moto.  

Las actividades educativas y laborales están suspendidas en toda Venezuela, salvo en sectores básicos como alimentación, salud o telecomunicaciones. 

Maduro amenazó con que lo más probable sea que se termine el año escolar “desde el hogar”.

Por su parte Juan Guaidó indicó que levantaron 20 millones de dólares por un lado y otros 9 millones que ya fueron entregados a “los multilaterales” para llegar a sectores estratégicos.

La administración Maduro palía el tema de los ingresos de los más vulnerables con un sus acostumbrados bonos vía carnet de la patria, lo que es visto como discriminador e insuficiente.

Guaidó ha dicho que trabaja en levantar recursos para aquellos que viven del día a día, pero no hay certeza de cómo serán canalizados porque la burocracia del Estado la maneja Maduro.

La cuarentena va para largo y no se sabe cómo los que viven del día resolverán.

El reto que tiene Guaidó el 10 de marzo

De aquí y de allá

El llamado a marchar hacia el Palacio Federal Legislativo por parte de la Oposición liderada por Juan Guaidó tiene el reto de desenmohecer la calle y comenzar a dar demostraciones de liderazgo interno.

Esto parece ser el paso que termine de respaldar la tarea cumplida en la gira internacional que realizó hace un mes y puso en evidencia el respaldo de los países más poderosos de occidente.

El Grupo de los 7, con la excepción de Italia respalda y reconoce a Guaidó como presidente interino de Venezuela, lo que hace que el trabajo hacia la cara externa parezca completado.

Le toca jugar a Guaidó tras que Trump haya dicho en el discurso de más importante de un presidente de los Estados Unidos que tenía como meta «aplastar» la «tiranía» del presidente socialista Nicolás Maduro.

Esta acción de líder de la Oposición es vista la carta que toca jugar a lo interno para lograr activar la presión que obligue, a lo que los politólogos llama la coalición dominante, reaccione y decida negoaciar.

La demostración de fuerza es indispensable para detener la caída en la encuestas.

Guaidó tiene a su favor un entorno económico y social de descontento generalizado, incluso hacia lo interno del chavismo, pero esto debe ser refrendado con una demostración de fuerza “en el terreno”.

Debe tratar de reeditar las manifestaciones que le dieron la popularidad el año pasado cuando se proclamó de cómo presidente interino y planteo lo que se ha denominado el mantra: Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

El “punch” de Guaidó fue disminuyendo al no cumplirse el ofrecimiento de corto plazo de nuevas elecciones sin Maduro. A 2019, la popularidad de Guaidó cayó de 63% a 38,9%, según la encuestadora Datanálisis.

El politólogo Ricardo Sucre sostiene que al no sacar rápidamente a Maduro, a gente no se involucra “porque se le dijo una cosa y no se consiguió».

Contra Guaidó atenta la poca visibilidad de Guaidó, reconoce Sucre, porque la convocatoria de cómo la marcha de mañana se hacen por redes sociales y no tienen cabida en los medios privados ni qué decir en la televisión estatal.

A favor

El descontento con la situación económica y social crea un caldo de cultivo para generar un reacción de cuestionamiento a la gestión del Gobierno de Maduro que controla la Fuerza Armada, el territorio y la burocracia estatal.

Distintos gremios se han sumado a la convocatoria. Estudiantes, enfermeras, médicos, trabajadores del sector educación han llamado a sumarse a la protesta que plantea llevar un pliego conflictivo de los problemas más agudos que tiene la sociedad venezolana.

Esta es la tarea interna que realiza la Oposición, mientras recibe nuevamente el respaldo de Estados Unidos al ser público y notorios los encuentros de Donald Trump con los jefes de Estado de Colombia y Brasil, precisamente para hablar de Venezuela.

El sábado en una reunión con el sector sindical Guaidó dijo: «No hay más que esperar. Es momento de acción. Hemos construido mayoría. Esa mayoría hay que consolidarla para enfrentar a esa dictadura que hoy solo domina el terror».

Guaidó dijo que todos deben salir a la calle para «liberar a Venezuela».

Se muestra alerta ante lo que puede hacer el chavismo como respuesta a la manifestación, puesto que ya llamó movilización para el mismo día y con el mismo destino.

Mañana hay nueva medición de fuerzas, en las que Guaidó está en desventaja ante la poderosa maquinaria del Estado puesta al servicio del partido de Gobierno. Además también tiene en contra, la no menos poderosa la estructura de amedrentamiento que lideran civiles armados.

Guaidó tiene el reto y parece decidido a superarlo. Hay que esperar por os acontecimientos

¿Por qué Maduro se viste de militar?

De aquí y de allá

Venezuela está en medio del tablero global, e medio de lo que parece un forcejeo de la guerra fría pero de nuevo cuño, y en ese escenario Nicolás Maduro afina la puntería en su discurso hacia los militares y hasta trata de mimetizarse con ellos.

Hace pocos días, Maduro, el ala civil del chavismo, el heredero de Chávez que tenía la misión de darle la visión ciudadana de quienes habían militado en los partidos y habían desempeñado luchas sociales desde el sindicato, la dirigencia estudiantil, se vistió de verde oliva, con una chaqueta que hace alegoría al uniforme de los soldados venezolanos.

El diseño del atuendo mira hacia las chaquetas que usaba Fidel Castro probablemente pensadas por el tamaño de Maduro que recuerda al líder de la Sierra Maestra, aunque algunas fuentes indican que ya era un diseño pensado para Hugo Chávez en 2008.

La ley de la Fanb fue modificada y se estableció que el comandante en jefe podía tener su propio uniforme para la ocasión que así lo requiriese de allí que esto no es contradictorio con la normativa legal como pudiese pensarse.

Pero… por qué ahora.

Maduro sacude su guardarropa o pone a corre a los costureros de palacio y hay que recordar que fue hace casi un año que Juan Guaidó, se plantó con unos militares en la inmediaciones de La carlota exigiendo una reacción en cadena de la FANB para derrocarlo.

«Tiene que ver con un cambio en la retórica en la narrativa a efectos de presentarse como una persona que esta dispuesta a ir a la guerra o que simplemente está preparado para ir a la guerra, tanto en actitud defensiva como ofensiva», aseguró Sergio Ramírez en una nota que publicó la agencia de noticias Efe hace unos días.

Desde ese día Nicolas Maduro redobló sus esfuerzos para tratar meterse en el mundo militar. Lo vimos haciendo ejercicios, corriendo con sus generales, desplegado en los simulacros de agresión que ahora serán permanentes.

Luego de las declaraciones de Trump en el mensaje del Estado de la Unión, el más importante de un Presidente de los Estados Unidos – con Guaidó como invitado especial- necesita enviar un mensaje inequívoco a los suyos: Yo estoy preparado para guerra.

El discurso sube de tono. Cada vez hay más alusiones al tema militar, a la preparación que se tiene.

La arenga hacia la base dura del chavismo, que aun erosionada por la mala gestión está alrededor del 10%, no cesa y trata de construir una épica de resistencia heroica que pueda cohesionarla.

El discurso dele enemigo externo y los traidores locales busca apalancar el sentimiento corporativo que tiene la FANB.

Estos simulacros fueron con mayor aspaviento. Vimos Remigio Ceballos, Jefe del Estado Mayor del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional, en cámara disparando como muestra de que “aquí se sabe lo que se hace”.

También se incluyeron en los recientes ejercicios militares el lanzamiento de municiones, incluidos misiles tierra-tierra o tierra-aire

El despliegue apunta mostrar que se está preparado para un guerra irregular pero con pertrechos y con gente capacitada para dar la cara detrás del armamento.

Este discurso se complementa con la constante afirmación que hace el número dos del partido de Gobierno Diosdado Cabello: “Podrán entrar, pero van salir en una bolsa plástica”.

Vladimir Padrino, el ministro de la Defensa ya conoce y ha manejado el concepto de guerra popular prolongada de la jerga maoísta, en anteriores oportunidades.

¿A quien va el discurso?

Ciertamente nadie quiere correr el riesgo de poner su vida en peligro, pero hay circunstancias que hacen a los hombres trasponer esos límites.

Maduro ha sostenido “no queremos violencia, queremos el diálogo y la paz”. Sin embargo acota inmediatamente. “No le tenemos miedo a combatir con las armas en la mano para defender la paz, la integridad territorial y el futuro de Venezuela”. “Somos una revolución pacífica pero armada”.

Y así construye un mensaje de poder y por eso llegó la hora de vestirse de verde oliva para mostrar la disposición al combate a través de la simbología y no solo de la palabra.

Esto además busca la empatía de los hombres de armas que mantienen en el país un espíritu de cuerpo, de  defensa de la soberanía y el virulento discurso de Trump  y de sus funcionarios los hace cohesionarse en ese principio de defender la integridad territorial.

El simbolismo del uniforme tiene la finalidad de enviar el mensaje al país “la Fuerza Armado está conmigo y soy uno de ellos”. La idea es transmitir la idea de estar avalado y protegido por “el pueblo uniformado y que tiene las armas de la República”.

Finalmente también busca transmitir un mensaje disuasivo a quienes pretenden “enamorar” a los militares para generar un cambio político.

Exigen celeridad en designación del CNE y el regreso a la representación proporcional

De aquí y de allá

La designación del Consejo Nacional Electoral (CNE) y que regrese al respeto de la representación proporcional de los participantes en los eventos electorales es uno de los temas fundamentales para conseguir un salida política democrática.

El Movimiento Redes, considerado como parte de la disidencia del chavismo, señala en un comunicado a sus militantes que el acento de la organización debe apuntar hacia “la construcción de esa gran mayoría. Convirtámonos en pregoneros de la esperanza, no desviemos nuestros objetivos, que no es mas que despolarizar a este pueblo”.

Juan Barreto, líder del movimiento señala que esta organización política tienen como prioridad “la defensa intransigente de la soberanía y rechazo a cualquier plan o pretensión intervencionista”.

“Defendemos de manera frontal la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la necesidad imperiosa de la reinstitucionalización del país, en donde se inserta la designación de un nuevo CNE que garantice representación proporcional y condiciones competitivas y la reforma inmediata del sistema judicial y policial”, indicó el dirigente.

Insiste en su planteamiento de “construir una nueva mayoría para que a través de un Referéndum consultivo convocado por la nueva Asamblea Nacional avancemos de manera cierta y sin atajos violentos hacia unas elecciones presidenciales hacia el 2021 y gobierno patriótico, nacionalista, de emergencia para salir de esta tragedia”.